Un día en el parque

Nada hay tan relajante como pasear por el parque, sentarnos en un banco bajo la sombra de un árbol a disfrutar del fresco o tomar el sol en los buenos días de invierno. El contacto con la naturaleza tiene un efecto calmante y regenerativo que nos ayuda a combatir el estrés de la vida moderna.

¿Sabías que paseando por los parques de Alcalá de Guadaíra puedes descubrir un almez, una casuarina, un ciprés, una tuya, un araar o una acacia? Todos estos árboles forman parte de nuestro Catálogo de árboles singulares.

Además del Parque Riberas del Guadaíra, con su enorme riqueza natural y cultural repartida a lo largo de 150 hectáreas junto al río, en nuestro pueblo puedes disfrutar de:

Distrito Norte
Puedes pasear por los parques Norte o Blas Infante.
Distrito Centro/Oeste
Tienes el Parque Centro y el Parque Castillo de Alcalá.
Distrito Sur
Allí encuentras los Pinares de Oromana, La Nocla, Gustavo Adolfo Bécquer y Pablo Neruda.
Distrito Este
Puedes visitar los parques de la Concordia, Zenobia Camprubí, Federico García Lorca y Pedro Salinas.
  • Deposita la basura en las papeleras y contenedores habilitados para ello. No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.
  • No dejes sueltas a tus mascotas salvo en las zonas habilitadas expresamente para ello y acostúmbrate a recoger sus deposiciones.
  • Respeta el césped, las flores, los árboles... son seres vivos.
  • Las fuentes nos relajan con su murmullo y refrescan el ambiente, para el baño tenemos las piscinas.
  • El parque es el lugar menos adecuado para encender fuego, puedes ponerlo (y ponerte a tí y a otros) en grave peligro.

¿Y si ves algo que mejorar?

¿Se ha salido la cadena del columpio y tus hijos no pueden montarse? ¿La acera se ha roto y temes caerte? ¿Las ramas de un árbol entran por tu ventana? ¿Se ha estropeado una farola y no ves?

No te preocupes, con tu ayuda todo tiene solución. Cada vez que detectes alguna incidencia en la vía pública ¡¡cuéntalo!! GECOR te permite comunicación directa con tu Ayuntamiento. Recuerda que las cosas no se arreglan solas.

Una tarde en el parque de Bubu, Hero, Tula y Cata se convierte en una gran aventura, en la que cuentan con la ayuda de Dragón para resolver un enorme misterio. ¿Qué le habrá ocurrido a nuestros amigos?

No te quedes con las ganas y disfruta de este cuento.